Condesa de Hervías

“Homenaje a cada una de nuestras mejores cepas y a las mujeres que las acompañaron durante su vida.”

Una única planta del más antiguo clon de tempranillo de La Rioja, después de vivir durante décadas y décadas en el enclave perfecto, transmite al vino verdad y carácter.

La selección personal de cada una de las 550 viejas plantas que se recogerán juntas en su momento óptimo de vendimia llenará de bellas uvas un tonel de madera de 500 litros donde fermentarán espontáneamente.

Este maravilloso vino madura durante más de tres años en barricas de grano extrafino para luego reposar unos meses en un tonel de roble de tres años para completar su oxigenación, antes de ser embotellado con el potencial y la finura necesaria para madurar en botella durante pacíficos años.

Calificación de la cosecha: EXCELENTE

Producción limitada a 500 botellas.

Manso de Zúñiga